Para que tengas siempre en tus manos la mejor forma de ahorrar en la cocina, Cunit te da diferentes opciones para que sorprendas a los tuyos mientras logras mayor rendimiento en tus preparaciones.

Divide los empaques nuevos en dos recipientes y deja solo uno a la vista, pues cuando un empaque está nuevo tendemos a gastar más.

Establece horarios fijos para empezar a cocinar, un buen momento es cuando la familia no tenga mucha hambre, de esta forma todos quedarán satisfechos y no gastarás tanto.

Para ahorrar energía con el uso del congelador, llena los espacios vacíos con bolsas de agua y luego utilízalas como hielo.

Las ollas o sartenes más grandes desperdician energía. Elige el correcto y usa la tapa, así reduces el tiempo de cocción y bajas hasta un 20% el consumo.

Los fines de semana consumes comida rápida en la calle. Si compras para prepararla en casa, ahorras dinero y puedes repetir.

Cuando tengas visita sirve en platos más pequeños para que las porciones no se vean pequeñas. Procura usar arroz o pasta como acompañantes.

¿Sabías que con $14.500 puedes alimentar a 20 personas? Compra un paquete de Chorizos Cunit que trae 20 unidades. Una manera fácil de ahorrar y hacer rendir la comida.

Corta el salchichón en triángulos (cada rodaja partida en 4). Así logras que la comida te rinda hasta fin de mes.

En tus reuniones puedes preparar pinchos para no tener que dar una salchicha por persona. Los puedes complementar con queso.

Una buena forma de hacer rendir los perros calientes es comprar Salchicha Cunit X18 unidades, cortarlas y ponerlas en un mini pan para que te rinda, y así complaces a todos los invitados.

Si tienes una visita inesperada, pica las salchichas y revuélvelas con queso. Con esto prepara unas deliciosas arepas rellenas y te rinde para todos los invitados.

Si tienes una visita, pica varios ingredientes como pasabocas. Así, haces rendir lo que tienes en casa y se ve bien improvisar con diferentes combinaciones.

Cocina una vez las porciones para todo el día, así ahorras energía y solo calientas cuando vaya a ser consumido.

Realiza un menú por día. Así sabrás qué vas a necesitar y en qué cantidades.

Reúne lo que no te comas en cada comida hasta armar una comida extra, así puedes economizar al menos un plato a la semana.

En vez de jamón usa salchichón para preparar tus sánduches. Partiendo en rodas delgadas puedes recubrir todo el sánduche y hasta poner doble capa.